Depósitos de almacenamiento y procesos

Depósitos de almacenamiento y procesos

La utilización de depósitos fabricados en materiales termoplásticos está muy extendida en la industria por su elevada resistencia a la corrosión química. La elección del material empleado (PE-100, PP-H, PVDF, etc) y los espesores de construcción dependerán del tipo de producto químico almacenado, su concentración, temperatura, y la vida útil pretendida.

Los depósitos pueden ser fabricados con pared simple o con doble pared para dotar al depósito de un sistema de contención de fugas. Cuando sea requerido, los depósitos serán fabricados en conformidad con los requisitos de la instrucción técnica complementaria MIE APQ-6 “Almacenamiento de líquidos corrosivos en recipientes fijos” y estarán dotados con la instrumentación de control y detección de fugas correspondiente.

Los depósitos fabricados en termoplásticos son muy utilizados para almacenamiento de cloruro férrico, hidróxido sódico, hipoclorito sódico, ácido sulfúrico, aceites vegetales, condensados de biogás, aguas salada, sulfato de aluminio, etc.

Otras aplicaciones se encuentran en la industria de galvanoplastia y piscifactorías.